Artículo publicado en Expansión, el 26.11.2011. Autor L. Junco.

La esencia del juego sigue siendo la misma. Meter una bola en el agujero con un palo. Antes, el palo era de madera o de hierro. Nada más. Ahora, además de varillas de grafito, cabezas de titanio o de forged composite, los hay incluso con oro de 24 kilates.

Palos HonmaEs el caso de los palos de golf japoneses como los Maruman, los Srixon xxio o los Honma. Los fabricantes nipones son los que están ahora marcando la tendencia del lujo en los campos de golf.

Según José María García Craquis, experto en golf de la tienda Álvarez, «el diseño de los Srixon xxio está patentado por ingenieros aeronáuticos en proyectos espaciales japoneses. Su tecnología en la fabricación de la varilla –con nanoalloy– crea mayor distancia en golpes descentrados con bajas y medias velocidades de swines».

Además, según García, «la cabeza oversize de titanio extra fino está equilibrada con partes de tungsteno –un metal muy duro y denso– para incrementar la inercia en el impacto a la bola». El nuevo Driver xxio prime, «con un toque dorado que justifica la exclusividad y el lujo de estos palos», cuesta unos 1.100 euros.

Esos 1.100 euros son el precio del driver básico de Honma, que, «según la calidad de la varilla, puede alcanzar los 5.000 euros», explica Juan Antonio Hernán, director de compras de Castellana Golf. La exclusividad de estos palos viene dada por que «las cabezas están hechas a mano y las varillas son de grafito con trenzado de titanio, blandas, ligeras y sin torsión». A pesar del elevado precio –los más caros llevan oro de 24 kilates– «se venden muy bien en España, donde Honma cuenta con una cuota de mercado cercana al 4%», apunta Hernán. Lluis Martínez, club maker, señala que si bien los Srixon xxio son palos caros que no se ven en muchas bolsas, «a la altura de la serie Legacy de Callaway, no son tan exclusivos como un Maruman Majesty 40th Anniversary, que tiene un precio de venta de unos 4.500 euros. Otros modelos exclusivos son, por ejemplo, el Bridgestone Tourstage Super Premium AXE, de más de 2.220 euros, como el Maruman Prestigio Gold. Los Works Golf Ultimaizer V4, el Mizuno Grand Monarch Royal Cresta superan los 1.850 euros. Estos palos «suelen ser modelos limitados que sólo pueden tener unos pocos afortunados».

Novedades
Marcas más asequibles, como Taylormade, Callaway y Cleveland tampoco han querido quedarse atrás en el mercado de los palos de golf. Así, a primeros de año, Taylormade incorporaba tres innovadoras tecnologías en un nuevo driver. Según la firma, el R11 se convirtió en el driver número uno del PGA Tour, lo que motivó que la firma cuente ya con el 45% de la cuota de mercado. Desde hace un mes, la nueva tecnología empleada en este driver de cabeza blanca se extiende ya también al juego de hierros.

Callaway, por su parte, ha lanzado el nuevo forged composite para las cabezas de los Drivers Octane Black. Dicen que es más ligero y resistente que el titanio. La parte superior contiene más de 10 millones de fibras de carbono turboestráticas que refuerzan el 33% de la cabeza del palo.