La Presidenta de IBM, estará en Augusta?
Noticia extraida de elmundo.es (texto: Oscar Fornet)

Es costumbre en el Augusta National invitar al consejero delegado de IBM, uno de los tres patrocinadores del Masters, a unirse al exclusivo círculo de la chaqueta verde. El peso de la tradición impone también el veto a cualquier nombramiento femenino. Desde su apertura en 1933, ninguna mujer ha sido incluida entre sus miembros. Esta medida trasnochada choca frontalmente con estos tiempos en los que la igualdad entre sexos, más allá de si existe realmente o no, se agita, principalmente en Occidente, como bandera política y económica. Y colisiona ahora de manera formidable en Augusta, pues desde el comienzo de este año, la presidenta y CEO de IBM lleva falda. Todo un problemón para el club que acoge -entre el 5 y el 8 de abril- el torneo de golf más prestigioso del mundo.

Virginia Rometty, ‘Ginni’, de 53 años, sucedió el 1 de enero a Samuel J. Palmisano al frente del gigante informático en el inicio de su segundo siglo de vida. Esta mujer, que además de consejera delegada ejerce como presidenta, se ha ganado un puesto entre las 50 mujeres más poderosas del planeta, según la revista ‘Fortune’. Títulos que, al menos de momento, no sirven para mover de sus posiciones a los directores del Augusta National, donde todo evoluciona más lento, donde hasta 1982, por ejemplo, todos sus ‘caddies’ eran negros, asalariados del club y únicos ‘porteadores’ permitidos. Durante el Masters, a cada jugador se le asignaba uno. Ocho años después, el club admitió al primer afroamericano.

La progresiva profesionalización del deporte obligó a levantar la mano y permitir a los jugadores elegir a sus propios ‘caddies’ y a modificar un recorrido que ha ido perdiendo la batalla contra la tecnología y la musculatura de los golfistas. Se prevé, por tanto, que antes o después, a pesar de tanto gesto torcido y de desaprobación, algún día una mujer pueda inscribir su nombre en el libro de socios. Ahora disponen de una gran oportunidad.

La dirección, como se esperaba, calla. Su lista de miembros trata de mantenerse en secreto e incluso se especula con que la invitación para Rometty se haya cursado ya. Martha Burk, reconocida líder feminista en EEUU, cree que IBM se encuentra en una posición más delicada que Augusta, cuyo prestigio en este sentido hace tiempo que “fue a parar a la basura”, declara al ‘Huffington Post’. “IBM es una corporación y debe cuidar de la marca y de lo que la gente piensa. Si no tienen cuidado, podrían acabar perjudicando a su nueva jefa”, añade Burk. “IBM necesita marcar el terreno, decirles: ‘Vamos a retirar nuestro patrocinio y el resto de actividades paralelas de apoyo al torneo si nuestra consejera delegada no es honrada como ocurrió en el pasado”.

A menos de una semana para el inicio del torneo, IBM tampoco se ha manifestado al respecto. A Burk no le sorprendería que la empresa presionara a Rometty para que declinara la invitación, lo que de alguna manera ayudaría a todos a salir del paso. Dicen, además, que a ‘Ginni’ no le gusta mucho el golf. Lo que le pierde es sumergirse con una bombona de oxígeno en la profundidad del océano, allí donde no se escucha el ruido de la superficie y donde se hace muy complicado distinguir entre sexos.